Innovación y Estrategia

De algoritmos …

De algoritmos …

 

Palabras mayores: hablamos de lo que es un algoritmo. No te asustes que, aunque suene muy complicado y de alguna manera lo sea, vamos a verlo con detenimiento en su aplicación al marketing online, que es lo que nos ocupa.

Definición de algoritmo

  • Hablamos de un procedimiento matemático que se produce de manera ordenada y se utiliza para resolver un problema.

    Cuando hablamos de algoritmos e Internet, en realidad estamos hablando de un tipo concreto: los llamados algoritmos computacionales. Estos requieren de un software y un hardware para aplicar esos conjuntos de reglas que hacen que se llegue a una resolución.

¿Para qué sirven los algoritmos?

  • Pues lo cierto es que están en nuestro día a día de una manera mucho más integrada de lo que nos podemos llegar a imaginar a simple vista. 

    Estos programas informáticos son los que deciden si nuestra página aparece o no como un resultado orgánico de Google, el alcance de nuestro último post de Facebook o las recomendaciones de Netflix. 

    Prácticamente todo el gran software de Internet tiene por detrás un algoritmo.

Ejemplos de algoritmos

  • Como te decía, hay muchos donde elegir, pero podemos ver algunos ejemplos de los más representativos. 

    • Google: el buscador utiliza masivamente los algoritmos para ofrecer respuestas a las preguntas que introducimos en él. Utiliza más de 200 factores diferentes para llegar a la respuesta más relevante. ¿Te suenan Panda y Penguin? Pues son muy importantes dentro del algoritmo core de Google para luchar contra el spam. 
    • Facebook: el llamado Edgerank sirve para determinar el alcance de tus publicaciones en esta red social. Lo hace en base a la afinidad (cantidad de interacciones marca-usuario previas) o la antigüedad (Facebook siempre premia el freshness). 
    • Amazon: por supuesto que el marketplace por excelencia, con ese enorme buscador plagado de referencias, necesita un algoritmo. En este caso se trata de A9 que es el que organiza y determina el ranking de los productos al hacer una búsqueda, prácticamente del mismo modo que Google pero más sencillo. 

    Y podríamos seguir porque casi cualquier servicio los necesita para realizar una gestión más eficiente, pero seguro que con esto te ha quedado mucho más claro.