Ir al contenido

Big Data - 2. página

Vehículo Autónomo

que_es_coche_autonomo

La industria del automóvil, uno de los sectores más potentes económicamente en nuestra sociedad, está viviendo una gran transformación, no solamente a nivel interno (automatización y robotización de sus procesos de producción), sino también, de forma explícita, en la oferta de sus productos. Y estamos hablando, además del coche eléctrico cuya implosión es ya una evidencia, del automóvil de conducción semiautomática o automática, lo que lo convertirá en una máquina automática de transporte del viajero, con la supervisión de un presunto conductor. Lo que nos parecía ciencia ficción hace no más de diez años, vemos que poco a poco el inexorable avance de las tecnologías imponen sus razones para que sea una realidad. Aspectos importantes como la seguridad activa del vehículo son ahora la piedra angular en los avances de esta realidad, pero es evidente que una vez superadas estas trabas, en un espacio relativamente corto de tiempo, podremos ver coches totalmente automatizados.

También es verdad que el automóvil automático también requiere unas inversiones en infraestructuras tales como señales de tráfico automatizadas, semáforos inteligentes, pinturas en las calzadas de determinada clase… Pero son obstáculos perfectamente salvables a corto plazo.

El resultado de todo ello será la disrupción en nuestra forma de movilidad. Entre vehículos automáticos y las nuevas fórmulas de carsharing es fácil adivinar que el cambio será radical, y que todos los agentes implicados deberán estar atentos y preparados para asumir el cambio radical que tenemos encima.