La estrategia democrática de los datos.

Los datos abiertos es la materia prima más democrática. Todos tenemos derecho a utilizar los propos datos que generamos. Si éstos son patrimonio exclusivo de las multinacionales, incrementaremos nuestra ausencia de libertad.

Aparte de que tener acceso libre a estos datos nos puede obligar a vanzar de forma más justa como sociedad.

Los datos abiertos tienen un impacto positivo en la sociedad que se pueden resumir en cuatro pilares: la mejora del propio gobierno, su aportación para la mejora de soluciones a problemas públicos, el empoderamiento de la ciudadanía y la generación de oportunidades económicas.

Las mejoras en la gobernanza del open data, aportan un beneficio social que justificaría por sí solo las iniciativas públicas, pero además tienen un gran potencial económico.

La utilización de los datos abiertos son la base de muchos servicios y actividades innovadoras. La posibilidad de poderlos utilizar por cualquier persona y para cualquier finalidad pone este recurso al alcance de todos. 

Los datos son la nueva materia prima, y los datos abiertos son la más democrática. Actualmente, big data y la inteligencia artificial –basada en datos-, son las tendencias tecnológicas que mas impactan en la transformación digital de las empresas.

La publicación de datos no se transforma automáticamente  en valor social y económico. Deben facilitarse instrumentos para que las personas sean capaces de transformar datos en valor económico. Si no se tratara de un recurso accesible para todas las personas solo lo sería teóricamente.